¿Cómo invertir para hacer más feliz a tu esposa?

Aunque esta publicación va dirigida a los hombres, creo que muchas mujeres pueden encontrarla interesante o compartirnos que tanto concuerdan con ella.

La mejor inversión que puedes hacer en tu vida es utilizar tus recursos, tiempo, esfuerzo y claro, también dinero, en hacer feliz a tu pareja y a la gente que amas. El problema es que al igual que en las inversiones y los negocios, en muchas ocasiones hacemos inversiones incorrectas y ponemos nuestros recursos en cosas a las que el otro da poco o ningún valor.

De acuerdo con Willard F. Harley, autor del libro “Lo que él necesita, lo que ella necesita. Construyendo un matrimonio a prueba de infidelidades” todos tenemos un banco del amor que contiene diferentes cuentas, una por cada persona que conocemos.  Cada persona hace depósitos o extracciones de dicha cuenta del amor. Las interacciones agradables producen depósitos y las dolorosas producen extracciones. Este no es un concepto matemático preciso, sino la forma como Harley explica que cada interacción que tenemos hace que la cuenta particular en el banco del amor crezca o disminuya.

Los depósitos en la cuenta del amor se logran satisfaciendo las necesidades más importantes para la pareja. Este es el primer punto importante que el “Inversionista en el banco del amor debe conocer”. Así como los hombres y las mujeres vemos las cosas y el dinero en forma diferente, también tenemos necesidades emocionales diferentes. De acuerdo a los estudios de Harley hay 5 tipos de necesidades emocionales diferentes para hombres y mujeres. No es aquí el lugar para discutir todas ellas, sin embargo me centraré en la que es la más importante para la mayoría de las mujeres, el afecto.

La mayoría de los hombres después de casados vamos disminuyendo los depósitos en la cuenta del afecto de la pareja ¿Por qué? Porque la lógica masculina ve a estas inversiones de manera diferente. El esposo que trabaja y se esfuerza por darle a su esposa una buena vida, un bonito auto, una bonita casa y buenas vacaciones piensa que con esto hace depósitos de muchos miles de puntos en su banco del amor, sin embargo y he aquí el gran secreto que los hombres no conocemos ni entendemos. De acuerdo a John Gray, autor del libro “Los Hombres son de Marte, las mujeres son de Venus” tanto un regalo grande como uno pequeño valen lo mismo para una mujer. No sé si esto sea cierto y no podemos generalizar, lo que sí creo es que los pequeños detalles para las mujeres valen mucho más de lo que los hombres pensamos y los grandes regalos valen mucho menos de lo que creemos. No quiere decir que no hagas regalos grandes a tu esposa, sobre todo quiero decirte que inviertas mucho en pequeños detalles, porque esos tienen un alto valor en su cuenta del amor. Lo interesante mi querido “Inversionista” es que muchos de ellos no cuestan dinero, por ejemplo; acordarte de fechas importantes, abrirle la puerta del auto, llamarla para saludar o simplemente decirle “te quiero”. Otras por supuesto, si requieren dinero, para estas recuerda el principio de que muchos detalles no necesariamente caros son más apreciados que solo uno de alto costo y sobre todo expresándolo de otra manera: no creas que tu balance es sumamente alto porque le has dado cosas muy costosas y que por eso ya no son necesarias las cosas pequeñas. Ese es el gran error que hace que se pierda mucho valor en su banco del amor. Esto es normal, todos nos acostumbramos a las cosas y después ya no las valoramos tanto como antes, por ello te invito a hacer muchos depósitos en su banco del amor invirtiendo inteligentemente.

Pero todo inversionista espera un rendimiento de su inversión y eso es cierto. Siempre en una relación debemos esperar no solo dar sino recibir amor. Pues bien mi estimado inversionista, según Harley, la necesidad más importante del hombre es la plenitud sexual, pero lo más importante es que lo uno no puede ir separado de lo otro. Lo que él llama la primera ley de Harley sobre el amor dice: Cuando de afecto y plenitud sexual se trata, no puedes tener lo uno sin lo otro, por lo tanto, no esperes reciprocidad si no inviertes en dar afecto.

Aunque el hacer estas inversiones en afecto no requiere mucha explicación, ya que los hombres no estamos tan habituados a ellas, pronto te compartiré algunas ideas del libro de John Gray para hacer depósitos y convertirte en un “exitoso inversionista”

 

Un comentario sobre “¿Cómo invertir para hacer más feliz a tu esposa?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: