¿Quieres ser próspero? Quizá estás buscando en el lugar equivocado. “La parábola de los frutos y las raíces”

El presente artículo está inspirado en el libro “Los secretos de la mente millonaria de T. Harv Eker”

 ¿Quieres cambiar tus resultados financieros? ¿Quieres mejorar tu nivel de riqueza y prosperidad? Eso está muy bien, es un anhelo digno. La primera pregunta que debo hacerte es ¿Estás dispuesto a hacer algo por ello? Si la respuesta es “NO” y más bien esperas que eso te llegue del cielo, entonces puedes dejar de leer ahora y pasar a otras cosas. Por el contrario, si en verdad estás dispuesto(a) a hacer algo por alcanzarlo, voy a explicarte a continuación como muchos de nosotros estamos esforzándonos por mejorar nuestro nivel de riqueza, de paz, de prosperidad, de felicidad (es decir nuestros resultados) enfocándonos en los resultados mismos y no en las causas ni en lo que genera estos resultados. 


Algo muy sabio que podemos aprender es que en la naturaleza: “Lo que no se ve, es lo que crea lo que se ve”. La parábola referida tiene que ver con la analogía de un árbol para hablar de los logros personales. El ser humano tiende a fijarse más en lo que no tiene, o no ha logrado, que en lo que está haciendo correctamente. Y generalmente olvida que las raíces (lo que no se ve) son las responsables de los frutos del árbol (lo que se ve).

El ser humano experimenta el mundo en cuatro diferentes cuadrantes: Mental, Emocional, Espiritual y el resultado de las tres es el mundo Físico (cuarto cuadrante). Sin embargo, a veces nos enfocamos tanto en lo Físico que se nos olvida que los otros tres cuadrantes son importantes y que también los tenemos que cuidar y nutrir como parte de nuestro árbol personal. Es de suma importancia mantener un equilibrio en nuestros 4 cuadrantes y enfocarnos en el crecimiento personal, ya que si no estás bien contigo mismo no podrás estar bien con las demás personas e incluso no serás capaz de generar riqueza verdadera. Esto aplica claramente para las finanzas personales y el crecimiento económico, ya que la mayoría de las personas quieren ver resultados económicos en el corto plazo y se fijan solamente en los resultados de las personas a su alrededor y no se dan cuenta del proceso para llegar a estar en esa posición. Si una de tus metas es lograr la libertad financiera, debes de enfocarte en el proceso para poder lograr los resultados que esperas, para esto debes de trabajar día con día en el ámbito personal, sobre todo en los 3 cuadrantes que no podemos ver. Si emocionalmente no te encuentras bien, lo más probable es que no lograrás mantener las relaciones adecuadas que te impulsarán a lograr tus metas, de igual forma con el cuadrante espiritual, ya que, si tú no nutres este cuadrante en tu vida, te perderás en el camino y no encontrarás la misión fundamental de la vida.

Es increíble, pero las personas suelen hacer lo contrario de lo que se tiene que hacer para cosechar los frutos, al sólo fijarse en los resultados del arduo trabajo que implica el “éxito financiero”, no es casualidad que el 3% de la población más rica tiene los mismos recursos económicos que tiene todo el 97% restante.

La falta de dinero o de recursos, son simplemente un reflejo de lo que estamos viviendo interiormente. El mundo palpable es simplemente un reflejo de los otros tres cuadrantes. Si las cosas no van bien en nuestra vida exterior, es una clara señal de que tampoco en la vida interior.

Hay que entender que lo que podemos hacer para mejorar nuestros frutos es trabajar en los cuadrantes no visibles para que en el futuro tengamos mejores resultados.

Quizá me puedas decir: “Espera” no me vengas con cuentos moralistas, porque conozco a muchas personas que ni son espirituales, ni son buenas personas, ni tienen amigos y son ricas, es decir que a pesar de sus malas “raíces” tienen buenos frutos. Más bien yo te devuelvo otra pregunta ¿En verdad son ricos y prósperos? Las personas ricas no son las que ganan mucho dinero, sino las que lo conservan y lo usan sabiamente. El despilfarrador que gasta en vicios no es rico, puede hoy tener disponibilidad de dinero, pero este no le durará mucho. El avaro que acumula y tiene una gran cuenta de banco muchas veces vive como pobre. Hay muchos “aparentando” ser ricos pero que en realidad “viven de prestado” y presumen de conocer muchos lugares o de vivir en “x o y” lugar, pero no poseen nada de lo que presumen. La verdadera prosperidad y que se sostiene en el tiempo se da en personas equilibradas, que saben el valor de no tirar su dinero, pero a la vez de usarlo para lo que es: proveer lo necesario para lo que quieren, que saben compartirlo con los suyos y con los necesitados, que lo hacen crecer no solo en beneficio propio sino de los demás. Todo eso es reflejo de sus “raíces”

¿Quieres ser verdaderamente rico y próspero? No solo esperes aprender técnicas financieras, como invertir en la bolsa o encontrar el negocio millonario en las redes. Invierte primero en ser mejor persona, más equilibrado, pasa tiempo con tu familia, dedícale tiempo a tu espíritu, aprende a compartir y ser caritativo, haz ejercicio, mejora tu alimentación, invierte también dinero en tu desarrollo personal y en la medida que seas mejor persona y que cambies el sentido con el que vez la riqueza, esta estará verdaderamente más cerca de ti ¿No me crees? Pruébalo por un tiempo y cuéntame como te fue. Sobre todo, pregúntate a ti mismo después de comprometerte con este esfuerzo de mejorar tus raíces ¿Cómo te sientes y como se sienten quienes te rodean? ¿Has encontrado más y mejores posibilidades de prosperar? ¿Esas personas que hoy vez con una mejor actitud, son las que ahora te promueven en tu empleo o te ofrecen oportunidades de negocios? Te aseguro que los resultados te van a sorprender.

Sebastián Moreno Padilla y Carlos Ramírez.

 

¿Quieres  adquirir el libro “Los secretos de la mente millonaria de T. Harv Eker” y además donar una parte de tu compra a instituciones de caridad sin que a ti te cueste un solo peso adicional? Usa el siguiente enlace para adquirirlo:

https://amzn.to/3dcM1m8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: